martes, 22 de julio de 2008

Rendido y desarmado

No puedo más, no puedo pensar y queda tanto por hacer...
Lo peor es que no basta con pasar estos días por encima, tengo que entregarme a fondo, pero me siento "como mantequilla extendida sobre demasiado pan".
Me temo que ni las vacaciones van a servirme este año.
Un día de estos decido no levantarme y mandarlo todo al carajo.

1 comentario:

esthercita dijo...

Somos demasiados como para no levantarnos un día de estos: cambiaríamos el ritmo del planeta (conservación del momento angular y bla bla bla).

Moraleja: Ánimo, que todo pasa aunque al principio no veamos el final :-)

Nos vemos en la playa!