miércoles, 20 de febrero de 2008

Desgana

"Le dice a sus amigas: prefiero estar muerta a aburrirme así, quiero probar algo nuevo"

Son más de las ocho, y llevo en el estudio desde las nueve de la mañana (sí, hoy he llegado temprano ¿a que sorprende?), con una leve pausa para comer de apenas media hora. No escribo esto para quejarme de lo mucho que trabajo, que al fin y al cabo es a un ritmo tranquilo (excepto a ratos), es algo que más o menos me gusta (por días) y sobre todo, que es para mí.
La cosa es que tengo ganas de irme ya a mi casa y dejar los proyectos y el papeleo para mañana, pero al salir del estudio normalmente me asalta una sensación importante de apatía, llego a mi casa sin ganas de nada, me voy al bar por inercia (cuando voy) y vuelvo a mi casa a acostarme después de unas cervecitas.
Creo que me falta algo, necesito buscarme nuevas aficiones, darle vidilla a mi vida, darle un sentido, un objetivo. Cuando estás en el instituto, piensas en terminar para ir a la carrera, cuando estás en la carrera, piensas en terminar para trabajar (y para evitar suicidarte por culpa del proyecto fin de carrera, pero esa es otra historia), pero ahora ¿en qué pienso? ¿en jubilarme? no me jodas.

Me contesto yo solito tras dos segundos de reflexión, pienso en vivir ¿no?, porque si no, a ver que voy a hacer.

Con desgana, pero vivo.


"Nuevas Sensaciones". Los Planetas en su formación incial, con May al bajo y sin Eric en la batería

5 comentarios:

Patxi dijo...

He ahí la cuestión, tío, hay que buscarse proyectos vitales que le mantengan a uno alerta. A mí las obras de teatro me han funcionado estos últimos años, ahora estoy pensando en retomar el doctorado con ánimos renovados y seguir aprendiendo francés. No sé, sea lo que sea que le funcione a cada uno, siempre hay que buscar proyectos que te ilusionen. De hecho yo me he dado cuenta de que cuando más cosas he tenido entre manos y, por tanto, menos tiempo de no hacer nada, a la vez, más completo me he sentido.

Angie dijo...

El de Patxi me parece un buen consejo. El mío es que no mires tan a largo plazo, hay que ilusionarse con cosas pequeñas, a corto plazo. Piensa en el finde y el Lunes ya buscarás otro objetivo. Si yo no lo hiciera así a lo mejor necesitaría un psicologo :) En cualquier caso, definitivamente, esta semana estas "en esos días tan femeninos" :P Muakkk

esthercita dijo...

Yo no estoy del todo de acuerdo con Patxi: tener mil cosas que hacer en ocasiones anestesia, pero no cura... Me gusta más el consejo de Angie: hay que aprender a vivir el día a día, disfrutar de las cosas pequeñas que tenemos a mano, e ir paso a paso.
Eres afortunado: tienes un trabajo que te gusta (casi siempre), un proyecto ilusionante entre manos y... sigue tú la lista :-)
Hay que ser selectivo en esta vida, es verdad, pero decide mirar las luces y no las sombras.

Una pena no haber coincidido este finde en Madrid. Te esperamos pronto o nos vemos en Córdoba!

JAC dijo...

¡Gracias!

Anónimo dijo...

hay que vivir cada día como si fuera el último, disfrutar al máximo cada segundo, y saber encontrar en cada día algo que lo haga especial y lo diferencie de los demás. aún cuando piensas que te vas a la cama sin nada que señalar,,, dale un último repaso verás como terminarás sonriendo,,, no te conozco de nada, solo que me encontrao con tu blog de casualidad y me ha llamado la atención esta entrada. yo también soy de Córdoba.
que no se te olvide sonreir, la vida es mejor con sonrisas.

Rocío